caries

Las personas con fobia dental tienen más probabilidades de tener caries o dientes perdidos

  • No_teeth
fuente: https://www.medicalnewstoday.com

Las personas con fobia dental son más propensas a tener caries activas o dientes perdidos, según ha confirmado un nuevo estudio del King’s College de Londres.
El último estudio, publicado en el British Dental Journal, tuvo como objetivo explorar los correlatos sociales y demográficos de la salud oral y la calidad de vida relacionada con la salud oral de las personas con fobia dental comparadas a las personas sin fobia dental. Los hallazgos mostraron que las personas con fobia dental son más propensas a tener uno o más dientes con caries e incluso perder algún diente. Además, el estudio mostró que las personas con fobias dentales informaron que su calidad de vida relacionada con la salud oral es deficiente.

La ansiedad acerca de visitar al dentista es común y se convierte en una fobia cuando tiene un impacto marcado en el bienestar de alguien. El estudio analizó el conjunto de datos de la Encuesta de Salud Dental para Adultos (2009) para examinar las condiciones de salud bucal comunes de las personas con fobia dental. Los datos comprendieron 10,900 participantes, de los cuales un total de 1,367 fueron identificados como fóbicos. De estos 344 eran hombres y 1.023 eran mujeres.

Los resultados del estudio mostraron que las personas fóbicas dentales eran más propensas a tener caries (caries dentales) en comparación con los encuestados no fóbicos, y es probable que tengan uno o más dientes perdidos. El informe argumentó que esto podría deberse a que muchas personas con fobia dental evitan ver a un dentista regularmente para tratar las afecciones bucales que son prevenibles y de naturaleza crónica. Una vez que se realiza una visita, el paciente fóbico también podría preferir una solución a corto plazo, como una extracción, en lugar de un plan de atención a largo plazo.

“La correlación entre las personas con dientes perdidos y la fobia dental podría ser el resultado de las decisiones de tratamiento cuando el individuo con fobia dental finalmente busca tratamiento. Tanto el paciente como los profesionales pueden favorecer la extracción del diente en lugar de reservar una serie de citas para completar una restauración “, explica el profesor Tim Newton del King’s College London Dental Institute.

El estudio también exploró cómo la fobia dental puede afectar la calidad de vida de alguien, impactando en su bienestar fisiológico, psicológico, social y emocional. Las personas con fobia dental mostraron niveles más altos de impacto, incluso cuando se controlaban los niveles de enfermedad dental.

“Otras investigaciones han demostrado que las personas con fobia dental expresan sentimientos negativos como tristeza, cansancio, desánimo y ansiedad general, menos vitalidad y más agotamiento”, explica la Dra. Ellie Heidari, autora principal del estudio, de King’s College London. “La vergüenza en sus dientes pobres les impedirá sonreír y mostrar sus dientes”

En definitiva, se debe perder el miedo al dentista. Cuanto más se visite al especialista, más acostumbra uno a su mente para que pierda dicha fobia.

Consejos para prevenir las caries

  • toothdecay01

La caries dental es la destrucción de la estructura dental y puede afectar tanto el esmalte (la capa externa del diente) como la capa de dentina del diente. La caries dental se produce cuando los alimentos que contienen carbohidratos (azúcares y almidones), como panes, cereales, leche, refrescos, frutas, pasteles o dulces quedan en los dientes. Las bacterias que viven en la boca digieren estos alimentos, convirtiéndolos en ácidos. Las bacterias, el ácido, los restos de comida y la saliva se combinan para formar una placa que se adhiere a los dientes. Los ácidos en la placa disuelven la superficie del esmalte de los dientes, creando agujeros en los dientes llamados cavidades.

· Cepíllese los dientes al menos dos veces al día con una pasta de dientes que contenga flúor. Preferiblemente, cepille después de cada comida y especialmente antes de acostarse.

· Límpiese diariamente entre sus dientes con hilo dental o limpiadores interdentales, y preferiblemente con un cepillo eléctrico.

· Enjuague diariamente con un enjuague bucal que contenga flúor. Algunos enjuagues también tienen ingredientes antisépticos para ayudar a matar las bacterias que causan la placa.

· Coma comidas nutritivas y equilibradas y limite los bocadillos. Evite los carbohidratos como los dulces, bollos y patatas fritas, que pueden permanecer en la superficie del diente. Si se comen alimentos pegajosos, lávate los dientes poco después.

· Consulte con su dentista sobre el uso de fluoruro suplementario, que fortalece sus dientes. Beba agua fluorada. Se necesita al menos medio litro de agua fluorada por día para proteger a los niños de las caries dentales. Visite a su dentista regularmente para limpiezas profesionales y exámenes orales.

Las caries de aparición temprana.

  • Las caries de aparición temprana.

Nuestro primer post va dedicado a las mamás y papás, y tratará sobre los más pequeños de la casa. Hoy hablaremos de las caries de aparición temprana, que son las que aparecen antes de los 6 años de edad.

Las higiene bucodental la hemos de trasmitir desde muy temprana edad, el cuidado de los dientes ha de iniciarse cuanto más precozmente mejor. Se han de ir introduciendo hábitos y actividades preventivas desde que aparecen las primeras piezas. En los más pequeños es más común descuidar la dentición (en algunos casos asumiendo que como son piezas temporales).

Los odontólogos nos alertan del aumento de estas caries precoces, algunas de ellas dramáticas, en niños que lactan al pecho de forma muy frecuente durante la noche. Parte de la leche se queda en la boca durante horas mientras el niño duerme, el pH de la boca entonces desciende bruscamente y se facilitan las caries. En un proceso equivalente al que ocurre en la llamada caries del biberón. Esto no quiere decir que la lactancia sea la causante, aunque sí que la leche es un alimento rico en azúcares.

En cuanto a la higiene, debe iniciarse desde que aparecen las primeras piezas dentales. En esta época los dientes se pueden limpiar con una gasa mojada o bien con unos cepillos de silicona que se acoplan al dedo del adulto. La pasta dentífrica se introduce a partir de los 3 años (mínima dosis) y asegurándonos que el niño no se la come, ya que el flúor en exceso tampoco es conveniente.

Las revisiones al odontólogo se pueden hacer anualmente desde el primer año de vida. Si se detecta caries de aparición temprana, se recomiendan cada 6 meses.

 

Nuestra Clínica Dental Delgado Palma ofrece los tratamientos más innovadores y personalizados pensando siempre en la mejor solución para el paciente.